domingo, 15 de julio de 2018

American Panda (Gloria Chao)

Título: American Panda
Autor/a: Gloria Chao
Año de publicación: 2018
Género: Juvenil/Contemporáneo
Páginas: 310
Idioma: Inglés
Editorial: Simon & Schuster

Resumen

A los diecisiete años, Mei debería estar en la escuela secundaria, pero saltarse el cuarto grado era parte del plan maestro de sus padres. Ahora que está en su primer año en el MIT, está en camino de cumplir el resto de este futuro predeterminado: convertirse en médico, casarse con una Ivy Leaguer taiwanés aprobado previamente y producir una camada de bebés. 

Con todo lo que sus padres han sacrificado para hacer realidad su cómoda vida, Mei no se atreve a decirles la verdad: que (1) odia los gérmenes, (2) se duerme en las clases de biología y (3) tiene un enamoramiento hacia su compañero de clase Darren Takahashi, que definitivamente no es taiwanés. Pero cuando Mei se vuelve a comunicarse con su hermano, Xing, que está separado de la familia por haber salido con la mujer equivocada, Mei comienza a preguntarse si todos los secretos realmente valen la pena. ¿Puede encontrar una manera de ser ella misma, quien quiera que sea, antes de que su red de mentiras se deshaga?


En el último tiempo y dado a la mayor demanda hacia personajes e historias de diversa raza y etnia, he sido testigo como una serie de nuevos libros y autores han logrado abrirse paso en el mercado literario, logrando que nuevas historias protagonizadas por asiáticos, latinos, afro-americanos, etc, vean la luz, poniendo en evidencia la falta de espacios para estos personajes como protagonistas y no de apoyo, y de historias que aborden las problemáticas de estas personas que van de la mano con su identidad. American Panda es uno de esos libros.

El libro sigue la historia de Mei una chica de 17 años que está a punto de iniciar su primer año en el MIT, y cómo toda estudiante esta ansiosa por esta nueva etapa pero no por iniciar lo que será el camino a su sueño, más bien por todo lo contrario. Nuestra protagonista si bien nació y se crió en los Estados Unidos, lo hizo en el seno de una familia tradicional taiwanesa donde no hay nada más importante que las costumbres, es por ello que Mei no es como cualquier chica de su edad, nunca ha tenido un novio, no participa de actividades que no tengan un beneficio en su currículum ni come comida que no sea china (al menos en presencia de sus padres), lo que ha provocado en ella sentirse como un bicho raro. 
Nos encontramos con una protagonista insegura, tímida y correcta, cómo la perfecta hija que sus padres consideran que debe ser, sin embargo, lo cierto es que Mei siente que sus padres no la conocen en absoluto y el ser una taiwanesa-americana es una carga muy pesada sobre sus hombros que no sabe si puede cargar o más bien si quiere cargar, pero al ingresar a la Universidad conoce a una serie de personajes que le harán cuestionarse el sí realmente vale la pena ser la persona que sus padres esperan que sea a costa de su propia felicidad. 

Uno de los puntos centrales de la historia tiene relación con la familia y la constante lucha que puede haber con respecto a lo que ellos consideran beneficioso para sus hijos pero a costa de los deseos o felicidad de ellos, en este caso particular resultaba mucho más complejo por lo tradicional que resultaba la familia de Mei, en una cultura donde se tiene gran respeto por los adultos y donde su palabra es prácticamente ley, es por lo anterior que sentí mucho recelo ante ellos así como me era muy difícil el entender su accionar con respecto a Mei. El libro retrata muy bien lo compleja que pueden resultar las relaciones familiares así como lo frágiles que pueden llegar a ser, me pareció muy admirable el cómo Mei era capaz e sacrificar su felicidad por la de sus padres así como también a medida que leías deseaba que fuese un
poco más egoísta. Un punto a poner atención es el desarrollo que tiene la relación de la protagonista con su madre así como con su hermano.

"Yo cada vez que Mei sacrificaba algo por sus padres"
Otro de los temas que hace énfasis el libro es la identidad y el ser fiel a ti mismo, para Mei resulta realmente complejo encontrar esta identidad dado a la disyuntiva que existe entre las dos culturas que conoce y en la que ha crecido, y digo disyuntiva porque parece inadmisible para la familia de Mei que exista una convergencia entre ambas, cuando obviamente las habrá. A modo personal creo que el punto central del libro es acerca del encontrarse a uno mismo, y a medida que leemos este somos participe del recorrido de la protagonista para encontrarse a sí misma, en donde otros personajes tambien jugarán un rol importante tales como Xing su hermano, el que le hace darse cuenta que no existe solo un modo de hacer las cosas, Darren su compañero de clase cuyo deseo de seguir su sueños contagia a Mei, entre otros, y es que no miento cuando digo que son varios los personajes que aparecen en el momento correcto e invitan a Mei, a pensar, a cuestionar y al intentar seguir el camino que le corresponde. La Mei con la que nos encontramos al final del libro es una completamente diferente al del comienzo y ser testigo de ese cambio, que en ningún caso sucede de la noche a la mañana es muy reconfortante. Podría hablar de muchas otras cosas, tales como la historia de amor, su proceso en la universidad ,etc, pero considero que estos dos puntos resultan los más importantes y están presentes a lo largo de toda la historia. 

Finalmente y un punto que no puedo dejar de lado tiene relación con lo que empapa esta historia que es la cultura china, resulta deslumbrante para una persona que creció en la cultura occidental, el zambullirse en ella a través del libro. La historia esta llena de referencias a las costumbres, creencias y tradiciones chinas, las que son mayormente introducidas a través de la familia de Mei y su interacción con ella, resulta más curioso que algo tan bella como esta cultura desate parte de los dolores de cabeza de la protagonista dado que estas creencias y tradiciones van de la mano junto con una responsabilidad y expectativas, que a veces no parecen justas, en especial si uno no las ha elegido. Creo que el libro en ese sentido es completamente honesto al mostrarnos el lado bueno y el lado malo de la cultura, en especial si se es demasiado rígido en cuanto a ella.

A pesar de que siento que me falta mucho de lo que hablar, y mis palabras no hacen justician a la montaña rusa de emociones que me hizo pasar el libro considero que es mejor cuando uno vive en primera persona las experiencias. Fue un libro fascinante, el que si bien parte y gira en torno a una premisa sencilla, creo que es ahí donde guarda su encanto dado que son historias que independiente de la raza, nacionalidad u etnia todos podemos sentirnos identificados con ella, pero que en este caso dado a las referencias en cuanto a una cultura diferente a la mía resulta un viaje mágico.