domingo, 6 de marzo de 2016

Desde que te fuiste - Morgan Matson

Hoy les hablaré de uno de mis grandes descubrimientos del 2015, pero que por distintas razones no había publicado una reseña acerca de este libro hasta reelerlo durante este 2016. Se trata de "Desde que te Fuiste" , un libro publicado en Mayo del año pasado en los Estados Unidos y que llegó hace unos meses atrás a Latinoamérica y España a través de plataforma Neo: Desde Que Te Fuiste.
Sinopsis


Emily y Sloane siempre han sido mejores amigas. Pero, justo antes del que debería haber sido el verano más épico de todos, Sloane simplemente... desaparece. Y lo único que deja atrás es una lista de cosas por hacer. 

En ella, hay trece tareas que Emily no haría jamás. Pero ¿y si sirvieran para devolverle a su amiga? ¿Coger manzanas por la noche? Vale, eso es fácil. ¿Bailar hasta el amanecer? Claro. ¿Por qué no? ¿Besar a un desconocido? Eh...
Emily ahora se enfrenta a un verano lleno de sorpresas, aunque contará con la ayuda inesperada de Frank Porter para tachar elementos de la lista de Sloane.
¿Nadar desnuda? Espera... ¿qué?.


No es un secreto que me gustan las novelas de verano, esas sencillas, divertidas y rápidas de leer, pero de vez en cuando te encuentras con novelas de este tipo que terminan gustandote muchísimo. Desde que te fuiste es esta clase de libro; Debo admitir que la primera vez que vi este libro me enamoré de la portada y me fue imposible no pensar en la canción de Kelly Clarkson (Since You've been gone), pero una vez que leí la contraportada supe enseguida que debía leerlo y  luego de meses de espera finalmente lo encontré en español y Fue una muy grata sorpresa. 

Creo que uno de los puntos principales por las que disfruté tanto este libro fue por los personajes especialmente los dos protagonistas: Emily y Frank, los cuales a pesar de ser increíblemente diferentes se complementan muy bien y forman una bellísima amistad. Emily por un lado es insegura y durante dos años ha sido la sombra de Sloane(lo cual según ella nunca le molestó), pero la que tras la desaparición de su amiga entra en un estado de pánico y no sabe que hacer sin ella. Por otro lado tenemos a Frank el hijo perfecto, destacado en la escuela, educado, moderado y amable, el cual tras un cambio de planes decide quedarse trabajando con su mejor amigo en vez de ir a un programa de verano en Princeton. 
Emily y Frank a pesar de saber de la existencia del otro nunca fueron más que compañeros de clase , pero de alguna forma tras consecutivos encuentros inesperados (para mala suerte de Emily) Emily termina contándole todo acerca de la lista a Frank y este decide ayudarla forjándose así una imprevista amistad y por que no algo más. 

Otro punto a destacar son los flashbacks que se realizan con respecto a Emily y Sloane, el cómo se conocieron, diferentes situaciones que vivieron, etc el que nos permiten conocerlas mejor y tratar de entender el por qué Sloane se fue y porque para Emily ella es tan importante; Estos flashbacks me ocasionan sentimientos encontrados ya que en muchas ocasiones no entendía a Emily y no me agradaba Sloane, pero por otro hacían que de alguna u otra forma me encariñara con ella.

Pero en definitiva creo que lo que más disfruté del libro fue el crecimiento de la protagonista, la que al principio del libro era insegura, miedosa y dependiente. se vuelve sin darse cuenta en una persona decidida y audaz, gracias a la ayuda de sus nuevos amigos y de la lista de Sloane. Emily de alguna forma después de años de ser el personaje secundario decide tomar las riendas de su vida y ser la protagonista, llevándola a vivir experiencias inimaginables y provocando que ese sea uno de los mejores veranos de su vida.
Tal vez lo único que me decepciono un poco fue el final, dado que sentí que fue muy rápido y abrupto, y las cosas no se solucionaron como esperaba, lo que me desconcertó un poco debido a que el libro es bastante ancho y la historia estaba bien desarrollada pero sentí que al final le faltó algo, pero aún y todo se convirtió en una de mis libros de verano favoritos. 

Es una lectura rápida (a pesar de que tiene cerca de 400 páginas), muy liviana y perfecta de leer para desestresarte y volver a tu adolescencia (con todas las emociones que esta lleva consigo). Disfruté muchísimo el libro y debo admitir que en variadas ocasiones me pude identificar con los personajes (especialmente Emily) debido a sus miedos e inseguridades. Desde que te fuiste es en definitiva un libro ameno, divertido y dulce (pero no empalagoso o cursi); Si te gustan esta clase de libros como a mí te aseguro que lo disfrutarás.