sábado, 21 de mayo de 2016

Reseña: Amy & Roger (5000 kms para enamorarse) // Amy & Roger epic's detour


  He vuelto!! 
Esta vez para contarles sobre esta novela de Morgan Matson, la misma autora de 'Desde que te fuiste' 


Antes de comenzar, debo hacer público mi agradecimiento a la editorial NEO porque se han dedicado a traer una buena cantidad de libros contemporáneos juveniles, lo que me hace muy feliz, porque significa que puedo ir a comprarlos a cualquier librería. Además, miren que linda portada le dieron (me gusta más que la original).  

Empecemos! 


                      Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte… 
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas. 
A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa.




A pesar de que el título diga '5000 kilómetros para enamorarse', este libro no se trata de dos personas enamorándose, se toca el tema, pero no es lo primordial. Este libro se trata de dejar los miedos atrás, de superar el pasado y crecer, al menos eso es lo entendí yo. 
  Al principio del libro nos encontramos a Amy, una joven de 17 años que vive en California. Ella lleva un mes viviendo sola en su casa porque su papá ha fallecido, su hermano está en un centro de adicciones y su mamá se mudó a Conneticut. Esta soledad tiene sus consecuencias, pues a pesar de ser una actriz excelente, se siente realmente incómoda socializando. 
  Por otro lado, tenemos a Roger, un joven de 20 años que estudia en la universidad en Colorado. Él también vive en California, pero estas vacaciones debe pasarlas en Filadelfia con su papá. He ahí la razón por la cual él es el encargado de llevar a Amy hacia su destino. Roger y Amy "se conocen" porque cuando niños solían jugar juntos, pero para el inicio de este libro han pasado varios años que no se ven, por lo que no son nada más que extraños. 

 Al iniciar su viaje, deciden desviarse de la ruta que la madre de Amy tiene planeado para ellos y así es como comienza su aventura. 



Ya habiendo leído un libro de esta autora, tenía altas expectativas de este y no me defraudó. Al comienzo, su personaje principal (Amy) está tan frágil, destrozada y atemorizada que ver su crecimiento no hace más que llenarte de alegría y orgullo. Puesto que la narración nos va contando de a poco lo que ocurrió en el pasado, con toda su familia y con ella, hacia el final del libro logramos comprender por completo el estado en el que se encuentra al inicio y lo mucho que ha avanzado. 
   La narración de este libro está hecha de manera que nosotros también nos sintamos parte de este viaje, disfrute mucho de las páginas que incluían playlists, imágenes y anotaciones tal como un libro de viaje. 

 

La línea amorosa quedó en un segundo plano, pero sentí que Roger era la persona perfecta para sacar a Amy de su zona de comfort y a la vez ayudarla. Algunos dicen que no los convence por completo la relación que se desarrolla entre ellos, pero la verdad es que para mí es genial, ambos logran un equilibrio.


  Como acotación debo decir que este libro te deja pensando mucho en la manera en cómo nuestros miedos nos paralizan y nos hacen perdernos de descubrir cosas nuevas, una temática que Morgan trata en todos sus libros. Por eso me gustó, siempre es bueno que estos tipos de libros logren hacerte reflexionar un poco. 


En conclusión, es 100% recomendable. Es una lectura rápida que te engancha en las primeras páginas y no te suelta hasta el final. Hay un pequeño detalle y es que me quedé con unas dudas sobre lo que pasaba al final del final, porque quedó un poco abierto. Pero aún así me quedé satisfecha, me puedo inventar lo que queda de la historia o rogar porque se escriba una secuela (aunque no creo). 

 Le doy: 5/5