miércoles, 12 de octubre de 2016

Buscando a Audrey- Sophie Kinsella

 Primero que todo lamento estas semanas de inactividad de mi parte, es que han sucedido muchas cosas que de una u otra forma me han impedido escribir nuevas entradas (admito que una de ellas fue la pereza), pero tranquilos haré algo al respecto para recompensarlo. Hoy llegó con la entrada de un libro de una de mis autoras más queridas por su forma de escribir y la habilidad para hacerme reír a carcajadas con cada uno de sus libros: Sophie Kinsella, quien con este nuevo libro me enseño un lado de ella que desconocía. Empecemos.


Título Original: Finding Audrey
Autor: Sophie Kinsella
Año de Publicación: 2015
Editorial: Urano 
Género: Contemporáneo

Desde que sufrió un terrible episodio de acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a dar un paso fuera de su hogar o a relacionarse con nadie que no sea de su familia. Las gafas oscuras y la capucha de la sudadera se han convertido en sus mejores aliadas. Hasta que conoce a Linus, un compañero de videojuegos de su hermano mayor. Y experimenta una fuerte conexión que despierta en Audrey el intenso deseo de salir de su caparazón…

Un largo viaje acaba de empezar. Por suerte para ella, Audrey no tendrá que emprenderlo en solitario. Cuenta con la inteligencia de su psicoterapeuta, con el cariño de su familia, con el ingenio y el humor de Linus. Pero, por encima de todo, cuenta consigo misma.


Los libros de Sophie Kinsella se podrían decir que son mi placer culpable, desde que leí el primer libro de Locas por las compras me enamoré por completo de su forma de escribir ya que si bien soy consciente de que sus libros están lejos de ser obras maestras siempre cumplen con su objetivo que es hacerme reír a carcajadas y desear leer más de sus trabajos, y es que cada uno de sus libros se caracteriza por un toque humorístico que llega a ser absurdamente hilarante; Es por ello que al encontrar Buscando a Audrey pensaba que me encontraría con la misma línea que caracterizan a sus libros, pero a decir verdad este libro se desmarca un poco de sus anteriores trabajos para entrar en una temática más seria (no quiero decir con esto que los libros de esta autora no sean serios, más bien que en muchas ocasiones con el fin de hacernos reír nos encontramos con acciones absurdas y un poco fantasiosas) como lo es la fobia social a través de los ojos de una chica de 14 años, y he de decir que me he sorprendido gratamente por su crecimiento como autora.

Este libro sigue la historia de Audrey una chica de 14 años que tras una experiencia de acoso escolar en su anterior escuela desarrolla fobia social, lo que la lleva a estar encerrada en casa sin mantener contacto con personas fuera de su familia y usar lentes de sol debido a su incapacidad de poder mirar a la gente a través de sus propios ojos; Audrey se siente atascada dado que a pesar de que tiene deseos de cambiar, su cerebro constantemente la mantiene en un estado de alerta pero las cosas tienen oportunidad de cambiar cuando su doctora le asigna la tarea de grabar su vida y entrevistar a diferentes personas, al mismo tiempo que el compañero de equipo de su hermano Linnus comienza a sentirse intrigado por Audrey.

"Aquí estoy. Atrapada en mi propio
estúpido cerebro"
He disfrutado muchísimo este libro, tanto que me lo leí en un par de horas en mi trabajo, es una historia que es sencilla pero abarca mucho y dado que tengo una estrecha relación con la fobia social (no porque yo la tenga, sino más bien porque personas cercanas a mi lidian día a día con ella) sentí una cercanía muy grande con la historia y la protagonista, dado que esta representa lo que muchas veces nosotros sentimos ante ciertas situaciones, la única diferencia es que ella en vez de afrontarlas se esconde debido al  constante estado de alerta que surge en su cabeza. Sophie Kinsella con este libro se aleja un poco de sus novelas anteriores dado que deja la comedia para adentrarnos en una historia más profunda acerca de una chica que lidia día a día con una fobia a raíz de una experiencia pasada, aún con ello a lo largo de la narración seremos capaces de reírnos a carcajadas por diversas situaciones y el cómo los personajes reaccionan ante ellas, seremos testigos de la lucha de Audrey, de cómo sus relaciones familiares, amistosas y amorosas se ven afectadas por su condición, al mismo tiempo que nos daremos cuenta que como pasa en la vida real el que un ser querido esté enfermo no solo afecta al "paciente" si no a todo el círculo cercano de esa persona a tal punto que en muchas ocasiones le ponemos un pare a nuestra vida para velar por nuestro amigo, hermana o hija. 


He de admitir que creí que me encontraría con un estilo muy parecido a loca por las compras y si bien se ve la pluma de Sophie Kinsella, me sorprendí al darme cuenta que el foco era otro y que la autora era capaz de crear una historia creíble y seria en torno a ello, tanto así que en muchas ocasiones pude reconocer y sentirme identificada con muchos acontecimientos que suceden a lo largo del libro en lo que respecta al entorno de Audrey y el cómo les afecta su fobia. Creo que una de las cosas que más me gustó del libro fueron las relaciones familiares, siento que actualmente en los libros de corte juvenil se abusa mucho de las relaciones disfuncionales dentro de las familias, lo cual por supuesto sucede pero se deja de lado las relaciones sanas y buenas, aquellas en las que a pesar de todas las diferencias y conflictos que puedan surgir ,a través de la paciencia, la comunicación y el cariño esas diferencias pueden ser solucionadas, me fue grato leer una historia donde existe una buena relación entre la familia que si bien tiene conflictos a ratos, a la larga logran solucionarlos y lidian con ello día a día como sucede en la vida real, vale destacar que la familia de Audrey es la encargada de hacernos reír durante todo el libro y es que a momentos resultaba hilarante la relación entre ellos, especialmente en cuanto a la madre y su hijo mayor los cuales tienen una forma muy particular de relacionarse. 

La historia de amor que se desarrolla entre Linnus y Audrey a lo largo del libro resulta adorable, pero el punto que más me gustó de ello es el como él a medida que se conocen y empiezan a salir la lleva a realizar acciones que normalmente nuestra protagonista no haría y que implican un verdadero desafío para ella dado su "condición". Poco a poco Linnus logra que Audrey salga de su zona de comfort y enfrente a sus antiguos "demonios", todo esto junto con la ayuda de su familia. A lo largo del libro podemos reconocer el cambio de Audrey que conjuntamente con la ayuda de sus círculo cercano, su doctora e incluso personas de su pasado que vuelven a aparecer en su vida logra darse cuenta que solo ella es responsable de su vida y está en su poder el superar los obstáculos que se presenten en ellas.

En definitiva una lectura ligera y divertida pero que no deja de mostrar aspectos de nuestra realidad como son las relaciones familiares, nuestros miedos, el como traumas infantiles nos pueden afectar a medida que crecemos y principalmente que solo nosotros somos capaces de controlar nuestra mente y ver donde nos lleva. Una buena opción para pasar el rato pero a la vez poder ver temáticas reales a través de una joven de 14 años. Lo recomiendo si te gustan estas clases de novelas.

"Creo que lo que he descubierto es que la vida consiste en escalar una pendiente, y en resbalar por una cuesta, y en volver a levantarse y seguir adelante. Y que da igual que resbales un poco hacia abajo, siempre y cuando te dirijas más o menos hacia arriba. Eso es todo lo que puedes esperar...  más o menos hacia arriba."